El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) garantiza a sus derechohabientes el abasto de medicamento contra la influenza en las farmacias de sus unidades médicas y hospitales.

Con la primera compra de genéricos de la sustancia oseltamivir para el tratamiento del virus de la influenza, y la participación de tres empresas mexicanas, el Seguro Social adquirió en una subasta pública el medicamento que le generó un ahorro de 55%, ya que el precio por dosis que era de 390 pesos, ahora es de 195 pesos.

En las farmacias del IMSS hay 40 mil tratamientos del medicamento, que se entregan de manera oportuna a los derechohabientes, con el único requisito de que presenten en la farmacia la receta expedida por su médico tratante.

Además, para prevenir la aparición de influenza, en las unidades médicas del Instituto 10.7 millones de personas han recibido la vacuna contra el virus.

El director general del IMSS, Mikel Arriola, informó la semana pasada que a partir de este año, el IMSS tratará dicha enfermedad con oseltamivir y no con el medicamento de patente Tamiflu para economizar los gastos.

Lo anterior, explicó, es posible luego de que la Cofepris liberara el año pasado tres genéricos para el tratamiento de la influenza, cuyos laboratorios serán proveedores de la dependencia.

A pesar de que no se ha presentado un comportamiento atípico en casos de influenza, el Seguro Social garantiza el abasto de oseltamivir y asegura que no habrá escasez en sus farmacias, para otorgar el tratamiento oportuno a los derechohabientes.

Lo hizo tras comprobar que muchos avisos de sus clientes aparecieron cerca de “contenidos cuestionables o inseguros” online. Entre los anunciantes figuran O2, Royal Mail, BBC, Dominos y Hyundai Kia.

En su declaración, el Havas Group señaló que decidió “hacer una pausa en todas las inversiones de sus clientes en YouTube y Google Display Network (GDN) hasta nuevo aviso”.

La medida llega en medio de un creciente control del negocio publicitario digital, en el que los marketers demandan progresos ante desafíos como el ad fraud y las mediciones de visibilidad para garantizar la seguridad de las marcas online.

Procter & Gamble, el mayor anunciante del mundo, ha venido este año incrementando su presión prometiendo dejar de pagar por cualquier medio digital, compañías de ad tech, agencias y otros proveedores de servicios que no se ajusten a su criterio.

“Los días de darle un pase libre a lo digital han quedado atrás”, dijo el chief brand officer Marc Pritchard en una reunión de la Association of National Advertisers realizada en enero, en la que urgió al resto de la industria publicitaria a seguir el ejemplo de P&G. “Es tiempo de crecer. Es tiempo de acción”, señaló.

El mes pasado, Hyundai y otros anunciantes mayores vieron que sus avisos aparecieron junto a videos que parecían apoyar al terrorismo, e instaron a que la World Federation of Advertisers for Google y otros sean más vigilantes. 

Greg Paull, principal de la consultora de marketing R3, dijo que la decisión de Havas es un “movimiento audaz, seguramente realizado como toque de advertencia”. Es “la primera manifestación real de lo que Marc Pritchard ha venido solicitando”, añadió Paull. “Google estará ansiosa de evitar esta catarata”.

"Havas terminó pareciéndose a un líder, pero su posición será más significativa si es seguida por agencias de mayores holdings como WPP, Omnicom e Interpublic”, dijo Brian Wieser, analista senior de Pivotal Research. “Una cosa es que el WPP diga que existe un determinado problema, pero mucho más duro es decir que vamos a retirar a nuestros clientes”, añadió Wieser.

El CEO del WPP Group Martin Sorrell dijo en una declaración que su agencia y su arma de compras de medios GroupM han creído que Google, Facebook y otros tienen la misma responsabilidad en salvaguardar a los anunciantes como cualquier compañía de medios.

“Ellos no pueden enmascararse como compañías tecnológicas, particularmente cuando ubican avisos publicitarios”, dijo. “El GroupM, que ha conducido o apoyado cada iniciativa de la industria para elevar los estándares en la cadena de suministros de los medios digitales, está hablando con los propietarios de los medios digitales a los niveles más altos para alentarlos a hallar respuestas a estos temas de seguridad de marca”.

Havas invierte más de 216 millones de dólares en publicidad digital en nombre de sus clientes en el Reino Unido cada año, según The Guardian. Su decisión sigue a una investigación realizada por The Times que reveló que se estaban desplegando avisos cerca de contenidos comprometedores.

Tenemos el deber de cuidar a nuestros clientes en el mercado británico para posicionar sus marcas en el contexto correcto donde podamos tener la seguridad de un ámbito seguro, regulado en el grado necesario y que añada valor a los objetivos de sus marcas”, dijo Paul Frampton, chief executive y country manager de Havas Group U.K. en la declaración de la compañía.

Agregó que la posición de la compañía “seguirá hasta que tengamos confianza en la plataforma de YouTube y la Google Display Network de que entregarán los estándares que nosotros y los clientes esperan”. Havas también está trabajando con sus clientes en la búsqueda de “asociados alternativos en los que confiar como una verificación de terceras partes y garantías de seguridad”.

El managing director de Google U.K. Ronan Harris posteó un blog titulado “Mejorando nuestros controles de seguridad de marca”. No hubo comentarios de representantes de Google y YouTube.

“Creemos firmemente en la libertad de expresión en la Web, aun cuando eso signifique que no estamos de acuerdo con los puntos de vistas expresados”, dijo Harris. “Al mismo tiempo, reconocemos la necesidad de tener estrictas políticas para definir dónde deben aparecer los avisos de Google. La intención de esas política es la de prohibir que aparezcan avisos en páginas o videos con textos de odio, sangre u ofensivos en general”.

Harris siguió diciendo que las políticas de Google es la de invertir millones de dólares por año y emplear miles de personas para “frenar las prácticas de mala publicidad”.

Exactamente el año pasado, quitamos cerca de dos mil millones de malos avisos de nuestros sistemas, eliminamos más de 100.000 editores de nuestro programa AdSense e impedimos la aparición de avisos en más de 300 millones de video de YouTube”, señaló.

Dicho eso, Harris mencionó que Google ha comenzado un “completo review” de sus políticas de avisos, con planes de hacer cambios en las próximas semanas para darles a las marcas más control sobre el lugar en que aparecen sus avisos.

Fuente: 

Advertising Age

Juan Carlos Palma, ex CCO de Rep/Grey, y Alejandro Bermúdez, DC en la filial, dirigirán los trabajos creativos de la agencia reportando a Samuel Estrada, CCO y gerente general de McCann Colombia.

La filial colombiana de la red McCann anunció el nombramiento de Alejandro Bermúdez y Juan Carlos Palma como DGCs en la oficina de Bogotá. Ambos reportarán a Samuel Estrada, CCO y gerente general de la agencia.

Bermúdez trabajó durante ocho años en Sancho BBDO y, en 2014, se incorporó a McCann como director creativo siendo uno de los publicitarios más premiados de este país y con una premisa clara: “De nada sirve tener una carpeta llena de premios y hacer un día a día mediocre para los clientes. Creo que las marcas de verdad tienen el potencial de aportar positivamente a la vida de las personas”.

Por su parte, Palma cuenta con una extensa carrera publicitaria -desde 1999 hasta hoy- con pasos por Lowe/SSP3, DDB y Rep/Grey. En esta última fue CCO hasta que Estrada lo contactó para sumarse a las filas de McCann.

El objetivo del trío creativo será mantener el nivel alcanzado este año, ya que fue reconocida como la agencia colombiana del año 2015 según algunos medios nacionales.

AstraZeneca ha firmado un acuerdo de colaboración estratégica con Circassia, compañía biofarmacéutica especializada en patologías respiratorias, para el desarrollo y comercialización de los productos Tudorza y Duaklir en Estados Unidos, según ha informado este viernes Almirall, que en julio de 2014 acordó la venta a la británica AstraZeneca de su negocio respiratorio.

En una comunicación a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Almirall ha explicado que, en virtud del acuerdo alcanzado, Circassia llevará la promoción de Tudorza en Estados Unidos, con la opción de obtener los plenos derechos comerciales en el futuro. También se le han cedido los derechos de Duaklir en Estados Unidos.

AstraZeneca completará los programas de desarrollo en curso y seguirá fabricando y suministrando ambos medicamentos.

Almirall ha destacado que esta colaboración estratégica con Circassia apoyará el desarrollo y la comercialización de estos dos fármacos en Estados Unidos. "La inversión planificada por Circassia, que incluye doblar su red de ventas en Estados Unidos, y su enfoque dedicado, permitirá maximizar el valor de ambos medicamentos y expandir su alcance a un número mayor de pacientes", ha subrayado.

Está previsto que el acuerdo culmine en el segundo trimestre de 2017.

‘Kisqali’ fue revisado y aprobado bajo la designación de ‘Terapia Innovadora’ de la FDA y los programas de ‘Revisión Prioritaria’.

La Agencia Americana del Medicamento (FDA) ha autorizado ribociclib (Kisqali, registrado por Novartis), en combinación con un inhibidor de la aromatasa, como tratamiento basado en terapia hormonal inicial para el tratamiento de mujeres post-menopáusicas con cáncer de mama avanzado o metastásico receptor hormonal positivo y receptor del factor de crecimiento epidérmico humano 2 negativo (HR+/ HER2-).

Se trata de un inhibidor de CDK4/6 aprobado en base a un ensayo de Fase III de primera línea que alcanzó su objetivo primario de forma prematura, demostrando una mejora estadísticamente significativa en la supervivencia libre de progresión (SLP) en comparación con letrozol más placebo en el primer análisis intermedio preplanificado.

Kisqali es un emblema de la innovación que Novartis sigue aportando para las personas con cáncer de mama metastásico HR+/ HER2. En Novartis estamos orgullosos del completo programa clínico para Kisqali que ha llevado hasta la aprobación de hoy y de la nueva esperanza que este medicamento representa para los pacientes y sus familias”, ha comentado el CEO de Novartis Oncology, Bruno Strigini.

El ensayo, que incluyó 668 mujeres post-menopáusicas con cáncer de mama avanzado o metastásico HR+/HER2- que no habían recibido terapia sistémica previa para el tratamiento de su cáncer de mama avanzado, demostró que Kisqali en combinación con un inhibidor de la aromatasa, letrozol, reduce el riesgo de progresión o muerte en un 44% frente a letrozol más placebo.

La aplicación va a permitir el control remoto por medio de los equipos de cuidados de la salud.

El acuerdo refuerza la alianza existente entre las dos compañías, establecida en el año 2011, por medio de la ampliación del espectro y geografía.

Sanofi y Voluntis anunciaron hoy un acuerdo no exclusivo para proporcionar soluciones digitales de valoración de insulina, mostrando una aplicación en teléfono móvil diseñada para ayudar a mejorar la toma de decisiones y auto-tratamiento de la diabetes de tipo 2 en personas con insulina basal.

La alianza mejorará la experiencia de Sanofi en el suministro de los tratamientos innovadores para las personas que padecen diabetes y la experiencia de Voluntis en la creación del software de acompañamiento. Sanofi y Voluntis lanzarán programas piloto utilizando la aplicación de teléfono móvil en Norteamérica y varios países de Europa. La aplicación recibió el permiso de la FDA y la Marca CE en 2016.

Sanofi y Voluntis han trabajado de forma conjunta durante varios años para desarrollar soluciones digitales innovadoras. Su alianza comenzó en 2011 con el desarrollo de Diabeo®, un dispositivo de software médico que ayuda a las personas con diabetes en Francia a gestionar su tratamiento de bolo basal.

"Estamos encantados de ampliar nuestra colaboración a largo plazo con Sanofi", afirmó Eric Elliott, presidente de Voluntis y antiguo consejero delegado de Prime Therapeutics. "Esta nueva fase de nuestra asociación con un líder mundial dentro de la diabetes nos va a ayudar a proporcionar las herramientas digitales de valoración y llevarlas a las manos de los proveedores y sus pacientes".

"Además, los productos terapéuticos digitales permiten a los fabricantes y pagadores comprobar si su métrica de valor agregado se ha conseguido, ayudando en la reducción de los costes sin comprometer los resultados y su acceso. Aseguran que los medicamentos de prescripción proporcionan los efectos para los que se han llevado al mercado", continuó Elliott.

"Pese a la disponibilidad de nuevos medicamentos para el tratamiento de la diabetes, creemos que los resultados no son lo suficientemente mejorados y que más de la mitad de los pacientes no están controlados correctamente", destacó Peter Guenter, vicepresidente ejecutivo de diabetes y cardiovascular de Sanofi.

"Teniendo en cuenta esto, Sanofi se centra en una aproximación que va más allá de la pastilla. Sabemos que el tratamiento de la diabetes es un trabajo de tipo 24/7, y reconocemos que es necesario desarrollar las herramientas adecuadas para  conseguir los mejores resultados. La alianza a largo plazo que tenemos junto a Voluntis nos va a ayudar a conseguir este objetivo", concluyó Guenter.

Acerca de la diabetes

La diabetes es una enfermedad crónica caracterizada por unos niveles de azúcar en sangre elevados que originan una producción no adecuada o el uso de insulina. En 2014, se estimó que 29 millones de americano y 422 millones de personas en todo el mundo padecen diabetes. Entre el 90% y el 95% de estas personas padecen diabetes de tipo 2 y el 29% toma insulina.

Pese a estar suministrados con medicamentos eficaces, más de la mitad de ellos no cumplen con los objetivos recomendados para un control glucémico. Los principales factores contribuyentes incluyen los retos con el inicio de la insulina y la valoración. Debido a las complicaciones asociadas a la diabetes, su coste anual total en Estados Unidos alcanza los 245.000 millones de dólares. Optimizar la adherencia a los medicamentos de la diabetes se reconoce como una de las formas más eficaces de controlar los gastos de la enfermedad. La oportunidad de ahorro de cuentas en Estados Unidos se estima en 4.690 dólares por paciente y año. 

La farmacéutica Bristol-Myers Squibb de México denunció la supuesta falsificación del medicamento ampicilina, con nombre comercial Pentrexyl, fabricado por ese laboratorio.

De acuerdo con una notificación que interpuso ante la Comisión Federal para la Protección Contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), Bristol-Myers Squibb encontró piezas de ese fármaco con un lote y fecha de caducidad modificados, por lo que no las reconoce como propias.

En la denuncia sanitaria indica que hay diferencias en el color del empaque, que va de un verde intenso, en el original, a un verde tenue en el producto irregular.

Además, la farmacéutica Bristol-Myers Squibb de México indicó que sus cápsulas son rojas con gris y en ambos colores las rodea la leyenda “BRISTOL”, en mayúsculas, “500 mg”, mientras que en el producto apócrifo la parte gris dice “Bristol” en minúsculas y la sección roja solo incluye la leyenda “500”.

El número de lote correcto debe ser 3K02348, con fecha de caducidad SEP 2015, pero el medicamento falso tiene el número de lote 3X02348, con fecha de vencimiento SEP 2019.

Otras anomalías son el precio máximo al público, fijado en 254 pesos para el fármaco original y en 280 para el irregular.

Por esa denuncia, la Comisión Federal para la Protección Contra Riesgos Sanitarios lanzó una alerta sanitaria en su página de Internet, donde recomienda a la población no adquirir ni usar el fármaco si no cuenta con las características del original antes descritas, debido a que puede generar un riesgo a la salud, pues se desconoce el contenido de ingredientes, reacciones adversas, así como las condiciones sanitarias en las que fue fabricado.

La Comisión Federal para la Protección Contra Riesgos Sanitarios indicó que continuará con las acciones de vigilancia para evitar la venta de productos riesgosos, a través de la clausura de establecimientos que los distribuyan o comercialicen, asegurando los productos ilegales e imponiendo sanciones, que pueden ser superiores al millón de pesos.