Su objetivo será apoyar el proceso de transformación constante de la agencia, garantizando los recursos internos y las asociaciones necesarias para consolidar el posicionamiento digital e integrado.

La ejecutiva cuenta con amplia experiencia en las áreas de recursos humanos y administración.

Elise Passamani fue designada como vicepresidenta de operaciones de Grey Brasil. En su nuevo cargo, deberá apoyar el proceso de transformación constante de la agencia, garantizando los recursos internos y las asociaciones necesarias para consolidar el posicionamiento digital e integrado.

De acuerdo con la COO Marcia Esteves y el CCO Rodrigo Jatene, la llegada de la ejecutiva a la agencia forma parte del proyecto de reestructuración llevado a cabo en los últimos dos años. “Consideramos que el éxito que ella obtuvo en las áreas de recursos humanos y administración la hacen perfecta para el puesto”, agregaron.

Passamani ingresó al Grupo Newcomm en 2005, como profesional en el área de recursos humanos. En 2009 pasó a ser directora del esa área y de administración.

Además fue responsable de desarrollar e implementar estrategias y crear proyectos especiales para las agencias Y&R, Grey Brasil, Wunderman, VML, Red Fuse y Ação.

Monsanto contabilizó un beneficio neto atribuido de 1.397 millones de dólares (1.309 millones de euros) en los seis primeros meses de su ejercicio fiscal.

Lo que supone un incremento del 72,4% con respecto al mismo periodo del año anterior, según informó la multinacional estadounidense de semillas y productos agroquímicos, que prevé cerrar su fusión con Bayer a finales de 2017.

La cifra de negocio neta de Monsanto alcanzó en el primer semestre del ejercicio los 7.724 millones de dólares (7.239 millones de euros), un 15,2% por encima de la facturación obtenida un año antes, gracias al buen rendimiento de los negocios de soja y maíz, a la ausencia de devaluación del peso argentino y a la venta de 'Latitude', explicó la compañía.

En el segundo trimestre del ejercicio, Monsanto ganó 1.368 millones de dólares (1.282 millones de euros), un 28,7% más, mientras que elevó sus ingresos netos un 12%, hasta 5.074 millones de dólares (4.755 millones de euros).

Asimismo, la multinacional subrayó los "progresos" realizados en su fusión con el gigante alemán Bayer, operación que está previsto que se complete a finales de 2017.

En septiembre de 2016, Bayer alcanzó un acuerdo para adquirir Monsanto a cambio de 66.000 millones de dólares (61.853 millones de euros), después de haber elevado tres veces su oferta por la multinacional estadounidense de semillas.

FUENTE:

http://www.pmfarma.com.mx/

 

La multinacional farmacéutica Pfizer tomó la decisión de establecer en Colombia la operación del centro financiero de la compañía para todo Latinoamérica.

Este nuevo centro tendrá la función de revisar los procesos de presupuesto y control de gestión, así como la de brindar asesoría financiera para las distintas sedes de la multinacional en la región.

De acuerdo con Diego Forero -foto- gerente general de Pfizer Colombia, la solidez de la economía, la estabilidad de su sistema democrático y seguridad jurídica, y el alto nivel de talento de sus profesionales, han posicionado a Colombia como un sitio sumamente atractivo para que varias multinacionales establezcan centros de servicios compartidos y, en muchos casos, incluso centralicen las operaciones financieras de la región en el país.

Según el ranking Forbes de las mejores naciones para hacer negocios en 2017, Colombia se ubicó como el cuarto mejor país de Latinoamérica para desarrollar negocios y el 56 dentro de la lista de 139 estados medidos. En Latinoamérica, Colombia es sólo superada por Chile (36), Costa Rica (49) y Uruguay (55) y busca consolidarse como un nuevo centro para hacer negocios en la región.

Es notorio mencionar que, de los cuatro países mencionados, Colombia fue el país que más avanzó con respecto al año anterior, al subir 10 posiciones en el ranking y sobrepasar a México, Panamá y Perú.

Forero afirma que el hecho que compañías multinacionales como Pfizer escojan a Colombia por encima de mercados como Brasil, México o Chile para establecer centros de servicio compartidos y operaciones financieras con una visión regional, demuestra el excelente desempeño de la economía del país y posiciona a Colombia como un actor cada vez más importante en el contexto global.

"El nuevo centro especializado en planificación financiera de Pfizer Colombia permitirá no solo a Pfizer desarrollar procesos más eficientes y competitivos, sino posicionar a Colombia como un referente importante de talento e innovación en un mundo cada vez más globalizado", manifestó Diego Forero.

La cooperación abarca las áreas de P&D, producción, marketing y ventas de portafolio de probióticos.

Los probióticos proporcionan a las aves bacterias beneficiosas y pueden ofrecer una alternativa al uso de los antibióticos promotores del crecimiento.

El enfoque se centrará en el desarrollo de productos para salas de incubación, instalaciones donde los huevos son incubados antes de la transferencia de las aves para las granjas de crecimiento. Como parte del acuerdo, Boehringer Ingelheim va a comercializar y distribuir para la industria avícola en los Estados Unidos, el probiótico FloraMax® de Novozymes. Boehringer Ingelheim tiene planes de expansión a otros mercados a nivel mundial en los próximos años.

“Boehringer Ingelheim explora continuamente nuevos ramos de la ciencia, de productos, y de la industria, para ofrecer una enorme gama de soluciones innovadoras con enfoque en las necesidades de los clientes. Los productores avícolas buscan mejorías para atender a la creciente necesidad mundial de proteína producida de manera sostenible,” afirmó George Heidgerken, Director Global de animales de producción de Boehringer Ingelheim.

“Trabajar junto con Novozymes le permite a Boehringer Ingelheim ingresar en un nuevo e interesante segmento de productos a fin de ofrecer alternativas en un escenario que enfrenta cada vez más prohibiciones al uso de antibióticos", continuó Heidgerken.

Los probióticos son microbios vivos encontrados en la naturaleza que pueden mejorar la flora intestinal de las aves y de otros animales. Una flora intestinal robusta puede mejorar significativamente la salud animal, representando así una alternativa más natural a los antibióticos promotores del crecimiento.

El aumento del consumo mundial de carne y de las restricciones dictadas por la legislación y por la preferencia de los consumidores sobre el uso de antibióticos como promotores de crecimiento en la producción animal intensificó la demanda por alternativas como los probióticos.

Estamos muy animados de trabajar con Boehringer Ingelheim para desarrollar una gama de soluciones a través de probióticos para la industria avícola que mejorarán la sostenibilidad en este sector”, expresó Susanne Palsten Buchardt, Vicepresidente de Salud Animal y Nutrición de Novozymes.

Este trabajo de cooperación es un paso importante para consolidar las capacidades de Novozymes en el ramo de probióticos y ayudar a los avicultores en el aumento de la producción de proteína segura y a precios asequibles. Utilizando las estrechas relaciones de Boehringer Ingelheim con los productores a gran escala, Novozymes tendrá ventajosos accesos a nuevos clientes y canales de distribución, muchos de los cuales están buscando alternativas sostenibles a los antibióticos promotores de crecimiento”, señaló Susanne Palsten de Novozymes.

Atender la diabetes, la hipertensión, cáncer de mama y próstata le cuesta al IMSS 80 mil millones de pesos.

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y el de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) gastan 95 mil millones de pesos en atender seis enfermedades crónico-degenerativas: diabetes, hipertensión, sobrepeso, obesidad, cáncer de mama y de próstata.

En el foro de la Semana Nacional de la Seguridad Social, realizado en la Cámara de Diputados, el director del IMSS, Mikel Arriola, mencionó que atender la diabetes, la hipertensión, cáncer de mama y próstata le cuesta al Instituto 80 mil millones de pesos, por lo que se está preparando la presentación de un nuevo modelo de salud para dar atención a éstas.

“Se trata de generar e integrar información médica y administrativa para segmentar en población y poder anticiparnos 25 o 30 años a cuatro enfermedades: a la diabetes, a la hipertensión y poder llegar antes al cáncer de mamá y cáncer de próstata. Nos vamos a concentrar en esas cuatro que nos cuestan 80 mil millones de pesos”, detalló.

En tanto, el director del ISSSTE, José Reyes Baeza, mencionó que el organismo a su cargo gasta 15 mil millones de pesos al año para la atención de diabetes, la hipertensión, sobrepeso y obesidad. Esta cantidad representa 37.5% de gasto médico total que realiza: 40 mil millones de pesos.

“Las enfermedades crónico degenerativas no transmisibles, me refiero a la diabetes, a la hipertensión, el sobrepeso y a la obesidad, que en este país, desafortunadamente, siete de cada 10 adultos tienen problemas de sobrepeso u obesidad”, señaló Reyes Baeza.

El director general del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS),  detalló que la mayor parte de los enfermos con estos males crónicos se encuentra en el grupo de edad mayor a 60 años, población que genera el 75% de las consultas del organismo.

Refirió que el envejecimiento poblacional es acelerado y en 20 o 30 años implicará gastar más de 300 mil millones de pesos, lo que presiona a las finanzas públicas.

Puntualizó que a sus 54 años de operación, la institución a su cargo atiende a 13 millones de derechohabientes y enfrenta dilemas financieros no sólo por el avance de enfermedades como el cáncer de próstata, sino que cada año debe destinar al menos 190 mil millones de pesos al gasto pensionario.

FUENTE:

 

 

La aprobación, según ha anunciado la farmacéutica, supone el primer tratamiento dirigido aprobado para este subgrupo de pacientes que, hasta ahora, disponía de pocas opciones de tratamiento.

Representan a entre un 1-3 por ciento de todos los casos de cáncer de pulmón.

La Comisión Europea ha autorizado el uso combinado de dabrafenib y trametinib, comercializados como 'Tafinlar' y 'Mekinist' por Novartis, para el tratamiento del cáncer de pulmón no microcítico avanzado o metastásico con la mutación BRAF V600.

La aprobación viene precedida del dictamen positivo emitido en febrero por el Comité de Medicamentos para Uso Humano de la Agencia Europea del Medicamento (EMA), que se basaba en la seguridad y eficacia de ambos fármacos observada en un estudio de fase II.

De este modo, vieron que esta combinación conseguía una tasa de respuesta global del 61,1% y el 68% de los pacientes no sufrieron progresión pasados 9 meses.

Los acontecimientos adversos más frecuentes (con una incidencia de más del 20%) fueron pirexia, náuseas, vómitos, edema periférico, diarrea, sequedad de la piel, disminución del apetito, astenia, escalofríos, tos, cansancio, erupción cutánea y disnea.

"Marca un hito importante para la comunidad del cáncer de pulmón, especialmente para los pacientes que padecen la mutación en BRAF V600, que tienen opciones de tratamiento muy limitadas", ha destacado el consejero delegado de Novartis Oncology, Bruno Strigini.

La Food and Drug Administration (FDA) de Estados Unidos concedió la designación de Terapia Innovadora a Tafinlar + Mekinist para pacientes con cáncer de pulmón no microcítico avanzado o metastásico con mutación BRAF V600E en 2015 y la Revisión Prioritaria en noviembre de 2016. 

El uso combinado de Tafinlar + Mekinist también ha sido aprobado en Estados Unidos, Europa, Australia, Canadá y otros países para pacientes con melanoma inoperable o metastásico cuyos tumores expresan la mutación BRAF V600.

Esta enfermedad compleja y debilitante se caracteriza por síntomas que van desde fatiga extrema después del esfuerzo hasta dificultad para concentrarse, dolores de cabeza y dolor muscular.

Científicos del Centro para la Infección y la Inmunidad (CII) de la Escuela de Salud Pública Mailman de la Universidad de Columbia, en Nueva York, Estados Unidos, son los primeros en detectar firmas inmunitarias que diferencian dos subgrupos de encefalomielitis miálgica/síndrome de fatiga crónica (EM/SFC): 'clásica' y 'atípica'.

Típicamente, los síntomas de EM/SFC comienzan repentinamente después de una infección similar a la gripe, pero un subconjunto de casos clasificados por los investigadores como "atípicos" sigue un curso de enfermedad diferente, desencadenantes que preceden a los síntomas durante meses o años o acompañados por el posterior desarrollo de otras enfermedades graves, según se detalla en un artículo sobre el trabajo que se publica en 'Translational Psychiatry'.

Para descubrir evidencia de estos tipos de enfermedades, el primer autor Mady Hornig, directora de Investigación Traslacional en CII y profesora asociada de Epidemiología en Mailman, y colegas usaron inmunoensayos para medir los niveles de 51 biomarcadores inmunes en muestras de líquido cefalorraquídeo tomadas de 32 casos de clásico y 27 casos de ME/SFC atípicos.

Todos los participantes del estudio fueron diagnosticados usando los mismos criterios estándar, pero los casos atípicos tenían antecedentes previos de encefalitis viral, enfermedad después de viajes en el extranjero o transfusión de sangre, o más tarde desarrollaron un trastorno por convulsiones concurrentes, desórdenes desmielinizantes de esclerosis múltiple, síndrome de la guerra del Golfo o una gama de cánceres a tasas mucho más altas que las observadas en la población general.

Nuevas pruebas confirman el síndrome de fatiga crónica 'atípica'u análisis reveló niveles más bajos de moléculas inmunitarias en individuos con ME/SFC atípica que aquellos con una presentación y un curso de enfermedad clásicos, incluyendo niveles dramáticamente más bajos de interleucina 7 (IL7), una proteína relacionada con infecciones virales, e interleuquina 17A (IL 17A ) y quimioquina (CXC) ligando 9 (CXCL9), moléculas inflamatorias implicadas en una variedad de trastornos neurológicos.

"Ahora tenemos evidencia biológica de que los factores desencadenantes de EM/SFC pueden implicar vías distintas para la enfermedad o, en algunos casos, predisponen a los individuos al desarrollo posterior de comorbilidades graves -dice Hornig-. Es importante destacar que nuestros resultados sugieren que estos perfiles de biomarcadores tempranos pueden ser detectables poco después del diagnóstico de EM/SFC, sentando las bases para una mejor comprensión y tratamientos para esta enfermedad compleja y mal entendida".

"La identificación temprana de los pacientes que cumplen los criterios clínicos habituales cuando se diagnostican por primera vez, pero luego pasan a desarrollar características atípicas, ayudaría a los médicos a identificar y tratar estos casos complejos e, incluso, a prevenir resultados fatales", dice el coautor Daniel L. Peterson, médico en 'Sierra Internal Medicine' en Incline Village, Nevada, Estados Unidos.

Determinan subgrupos de la enfermedad   

El nuevo estudio se basa en la investigación anterior por Hornig y colaboradores que encontraron pruebas sólidas de distintas etapas en EM/SFC. Un par de publicaciones de 2015 basadas en análisis de sangre y líquido cefalorraquídeo mostraron diferencias en las firmas inmunológicas de pacientes con EM/SFC que habían estado enfermos durante tres años o menos en comparación con aquellos que habían estado enfermos durante más de tres años.

Los investigadores vieron que los pacientes presentaban buenos niveles de citoquinas y quimiocinas hasta alrededor de tres años, lo que sugiere una respuesta inmunitaria sobre-activada en esa fase de la enfermedad; a partir de entonces el sistema inmune mostró evidencia de "agotamiento", y los niveles de moléculas inmunes cayeron.

En el nuevo estudio, ambos subgrupos de pacientes con EM/SFC mostraron signos de un sistema inmune desequilibrado o desregulado dentro del sistema nervioso central, con marcadores inmunes diferentes de los observados en individuos sanos. Sin embargo, los perfiles inmunológicos disminuidos anteriormente observados después de tres años sólo se observaron en personas con la forma clásica de la enfermedad, no en aquellos con EM/SFC atípico. Entre los sujetos del grupo atípico, los niveles de citoquinas y quimiocinas eran más propensos a permanecer estables o aumentar.

Según Hornig, en lugar del agotamiento inmunológico observado en las fases posteriores de la EM/SFC clásica, los pacientes atípicos pueden estar experimentando un "proceso inflamatorio ardiente" en el que el sistema inmunitario todavía está trabajando para recuperarse, aunque este experto reconoce que aún queda mucho por hacer para confirmar esta hipótesis.

Alternativamente, estos hallazgos podrían sugerir un camino a la enfermedad en individuos con la forma atípica que involucra biomarcadores no capturados en el ensayo de 51 moléculas, potencialmente incluso implicando procesos no inmunes relacionados. Los individuos atípicos también pueden tener susceptibilidades genéticas que llevan a su sistema inmunológico a responder de manera diferente que en la clásica.

FUENTE:

http://www.pmfarma.com.mx/noticias/