Alerta Cofepris por clínicas 'patito'

 

La Cofepris informó que continúa realizando visitas de verificación a establecimientos que prestan servicios de cirugía y tratamiento estético

 Derivado de la suspensión de 264 Clínicas de Cirugía Estética "patito" en el país, la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) alerta a la población sobre el incremento en la prestación de dicho servicio en establecimientos o locales privados que no cumplen con la legislación y normatividad sanitaria vigente y que pueden provocar un grave riesgo a la salud, ocasionando incluso, daños permanentes o fatales.

Al 7 de septiembre del año en curso, la dependencia federal ha verificado 4,322 clínicas con prestación de servicios de cirugía estética en México, identificando con anomalías a 510 y suspendiendo actividades en 264 de ellas.

Los principales servicios que se ofrecen consisten en abdominoplastías (remodelación y reafirmación de abdomen); blefaroplastias (cirugía de rejuvenecimiento de párpados y resección de piel); implantes de busto o mamoplastía de aumento; mamoplastía reductiva; mastopexia (elevación o remodelación de busto); dermolipectomía circular o "body lifting"; peeling; lipoescultura; liposucción; inyección de materiales de relleno, y reducción acelerada de peso.

A través de un comunicado, la Cofepris informó que continúa realizando visitas de verificación a establecimientos que prestan servicios de cirugía y tratamiento estético, encontrando que algunos de ellos no cuentan con autorización sanitaria para prestar los servicios que promocionan, además de que el personal no es profesional de la salud (carecen de estudios con validez oficial y de cédula profesional) o bien, que los cirujanos plásticos no cuentan con certificados y/o recertificaciones de especialidad para realizar este tipo de cirugías.

Otras irregularidades son la falta de aviso de funcionamiento o licencia sanitaria, medicamentos con fecha de caducidad vencida, equipo médico sin registro sanitario, no permiten el acceso para constatar las condiciones sanitarias y no presentan documentación que acredite el buen funcionamiento del establecimiento, entre otras.

La Cofepris, dice que este tipo de tratamientos se ofertan por internet a bajo costo y sin internamiento del paciente.

Para evitar riesgos a la salud, la dependencia recomienda que previo a someterse a un tratamiento de cirugía estética, se identifique lo siguiente: Que el establecimiento cuente con la licencia sanitaria para llevar a cabo actos quirúrgicos (debe estar a la vista del público); que el médico que realiza los procedimientos tenga especialidad en cirugía plástica; que el título profesional del médico cirujano se encuentre a la vista del público; que se cuente con un área quirúrgica separada y sin posibilidad de contaminación y acceso restringido y que el servicio de cirugía cuente con áreas delimitadas.

Además, el quirófano se debe encontrar en buenas condiciones y se debe contar con un área de recuperación post-cirugía, en tanto que los medicamentos deberán presentar registro sanitario, etiquetas en español y no deberán estar caducos ni deberán suministrarse de manera fraccionada.

 

Fuente: https://www.elsiglodetorreon.com.mx - Imagen de: internet