Aprueban el primer implante de iris artificial en EEUU

 El dispositivo implantado quirúrgicamente puede utilizarse para tratar a adultos y niños cuyo iris desapareció por completo o resultó dañado por la condición congénita aniridia o por otro daño ocular.

"Los pacientes con defectos en el iris pueden experimentar severos problemas de visión, así como insatisfacción con la apariencia de su ojo", dijo Malvina Eydelman, directora de la División de Oftamología y Enfermedades de Oido, Nariz y Garganta del Centro de Dispositivos y Salud Radiológica de la FDA.

"La aprobación de hoy del primer iris artificial ofrece un método novedoso para tratar defectos del iris que reducen la sensibilidad a la luz brillante y al resplandor. También mejora la apariencia cosmética del ojo en los pacientes con aniridia", dijo Eydelman.

El iris artificial 'CustomFlex' también es recetado para tratar defectos de iris por otros motivos o condiciones como albinismo, lesiones traumáticas o retiro quirúrgico por melanoma, según la FDA.

El iris artificial CustomFlex está hecho de silicona delgada, plegable y de grado médico y se puede personalizar el color y el tamaño para cada paciente.

Con una cirugía se hace una pequeña incisión, se inserta el dispositivo debajo de la incisión, se desdobla y se alisa con instrumentos quirúrgicos. El iris artificial es mantenido en el lugar por estructuras anatómicas del ojo o, de ser necesario, con sutura.

Más del 70% de los pacientes reportaron una importante reducción de la sensibilidad a la luz y los resplandores, así como una mejor calidad de vida después del procedimientos. Además, el 94% de los pacientes están satisfechos con la apariencia del iris. 

Complicaciones vinculadas al nuevo iris artificial

La FDA también ha dado a conocer los riesgos que podrían causar la implantación de un iris artificial. Entre ellos se encuentran el movimiento o dislocación de esta parte del ojo, un incremento en la presión intraocular, una adherencia al cristalino o a la córnea, iritis –inflamación del iris–, además de una posible hinchazón en la córnea o un desprendimiento de retina.

CustomFlex Artificial Iris no es recomendable para mujeres embarazadas, personas con uveítis crónica grave o no controlada, glaucoma crónico sin tratamiento, cataratas causadas por la rubéola, infecciones intraoculares o microftalmía –ausencia completa de uno o ambos ojos–.

 

Fuente: http://www.pmfarma.com.mx