MINSA (Panamá) aprueba antidiabético oral que controla la glucosa y protege el corazón

Boehringer Ingelheim anunció hoy que la Dirección Nacional de Farmacia y Drogas del Ministerio de Salud de Panamá (MINSA) aprobó la comercialización de empagliflozina (Jardianz®). Tratamiento de prescripción médica que controla los niveles de glucosa o azúcar en la sangre y reduce la mortalidad cardiovascular y las hospitalizaciones por enfermedades cardiovasculares de pacientes con diabetes mellitus tipo 2 (DM2) 

Durante el lanzamiento de esta innovadora terapia de administración oral, el Dr. Pablo Enrique Fletcher Vásquez, Presidente de la Sociedad Panameña de Endocrinología, comentó que 9 de cada 100 panameños tiene diabetes, y 4 de ellos no saben que tienen la enfermedad, siendo la enfermedad cardiovascular responsable de más de la mitad de las muertes prematuras en los afectados.

Resaltó que tan sólo en Panamá fallecen mil 40 personas a causa de la diabetes, además de que al Estado le cuesta entre mil y mil 500 dólares la atención de cada paciente con este padecimiento y los casos en los que se presentan otras complicaciones como hospitalización o tratamientos renales cuestan 20 mil dólares anuales cada uno.

En tanto, el Dr. Gustavo Rojas Velasco, cardiólogo del Departamento de Terapia Intensiva Cardiovascular en el Instituto Nacional de Cardiología Dr. Ignacio Chávez, uno de los centros de salud más importantes de México, explicó que una persona con diabetes no controlada tiene de 2 a 4 veces más probabilidades de sufrir un infarto al miocardio o un evento cerebrovascular con un pronóstico de recuperación poco alentador, además de que son el principal motivo de atención en los servicios de urgencias, ingresos hospitalarios y discapacidad. Por esa razón, el tomar en cuenta y tratar los factores asociados para disminuir el  riesgo cardiovascular es un componente esencial en el manejo de la diabetes.

La autorización de esta nueva molécula, por parte de las autoridades sanitarias de Panamá, representa un hito para la población panameña con DM2, ya que a pesar de contar con una amplia gama de medicamentos sabemos que entre el 50% y 70% de los pacientes no logran sus objetivos glucémicos, los cuales consisten en mantener la hemoglobina glucosilada por debajo de 7%; no hacerlo puede llevarlos a desarrollar ceguera, insuficiencia renal, cardiopatía isquémica y amputación de extremidades, entre otras complicaciones”, expuso el cardiólogo mexicano.

Por su parte, el Dr. Christian Valencia, Grouper Médico Portafolio de Diabetes en Boehringer Ingelheim México y Centroamérica, dijo que si bien existen múltiples fármacos para reducir los niveles de glucosa en la sangre, en Panamá hay un buen número de pacientes con necesidades de salud no cubiertas. Por ello, la aprobación de empagliflozina es una buena noticia para quienes requieren opciones terapéuticas personalizadas, seguras y eficaces.

"El reto en Panamá en materia de prevención, diagnóstico y tratamiento de la diabetes mellitus tipo 2 sigue siendo enorme. Estamos convencidos de que la llegada de esta nueva terapia ayudará a los médicos a superar las barreras que dificultan a sus pacientes el logro de sus metas de control, como condición clínica y falta de adherencia al tratamiento, dándoles una mejor calidad y expectativa de vida", expuso el especialista.

 

Fuente: http://www.pmfarma.com.mx