La farmacia hospitalaria añade valor al sistema nacional de salud y al paciente

La farmacia hospitalaria se ha convertido en un elemento estratégico de la gestión sanitaria que puede aportar valor a la sociedad, tanto en prescripción facultativa como en mejora de tratamientos, ensayos clínicos y atención al paciente. La herramienta de control de gestión que ha usado hasta ahora (URV) demanda nuevas herramientas complementarias, sobre las que se debatió en unas jornadas técnicas celebradas en Euroforum Escorial.

Representantes de hospitales de diferentes ciudades se dieron cita los pasados 7 y 8 de noviembre en Euroforum Escorial para analizar los sistemas de evaluación de las cargas de trabajo en el Servicio de Farmacia Hospitalaria.


La Farmacia Hospitalaria es una especialidad farmacéutica que se ocupa de servir a la población en sus necesidades farmacéuticas a través de la selección, preparación, adquisición, control, dispensación e información de medicamentos a través de los Hospitales. 

La farmacia hospitalaria desarrolla también otras actividades orientadas a conseguir una utilización apropiada, segura y económica de los medicamentos y productos sanitarios, en beneficio, tanto de los pacientes atendidos en el hospital, como de las personas que se sitúan en su ámbito de influencia. 

El principal núcleo de las jornadas fue debatir sobre el sistema de gestión de esta especialidad basándose en las actividades primarias de la cadena de valor del Servicio de Farmacia Hospitalaria, más allá de las Unidades Relativas de Valor. 

Las Unidades Relativas de Valor (URV) son una eficaz herramienta específica de gestión de costes  aplicada a la farmacia hospitalaria. Se usa como unidad de medida normalizada para permitir la comparación entre distintos procesos. 

Pensadas inicialmente como un instrumento con excelentes posibilidades para la valoración de la actividad de los servicios, la realidad ha animado al Servicio de Farmacia Hospitalaria a reflexionar, a partir de la validez actual de las URV, sobre cómo ir un paso más allá introduciendo el factor humano y la complejidad para repartir de forma equilibrada el trabajo. 

Las jornadas abordaron la medición de las cargas de trabajo y las posibilidades de trascender sus limitaciones para mejorar la calidad asistencial y repercutir en la mejora de otros Servicios del Hospital a través de actividades y sinergias. 

Hubo consenso en que la metodología debatida necesita ampliarse y hacerse extensiva  sobre la base de un modelo de equilibrio de cargas de trabajo entre los RRHH del Servicio, en función de la complejidad de cada área de actividad. 

Las jornadas del Escorial constituyen un paso más en la reflexión colectiva sobre cómo, a partir de las URVs, se pueden establecer otras herramientas de gestión que las complementen y optimicen.

Foto: Junta de Andalucía
Foto: Junta de Andalucía
Parte estratégica de la gestión clínica 

El constante incremento en el gasto sanitario, motivado principalmente por el envejecimiento de la población, el aumento de la población protegida y la evolución tecnológica de los últimos años, ha llevado a los clínicos a colaborar con los gestores para conseguir una utilización eficiente del gasto sanitario, lo que ha dado lugar a la llamada gestión clínica. 

Los servicios de Farmacia de los hospitales son una de las columnas vertebrales de la gestión clínica. Gestionan de media entre un 18% y un 30% de los presupuestos hospitalarios, la segunda partida después de la correspondiente al personal del centro sanitario. Además, dentro del gasto sanitario, el farmacéutico es el capítulo con mayor crecimiento interanual. 

La gestión eficiente es uno de aspectos estratégicos de los Servicios de Farmacia Hospitalaria (SFH). Esta gestión eficiente no se limita a la adecuada distribución y optimización de los recursos presupuestarios, sino que abarca también a otros aspectos. 

En esta gestión eficiente interviene asimismo el cometido profesional de los SFH en relación con el medicamento, que es de naturaleza mixta: actúa por un lado como centro gestor del gasto y por otro como unidad asistencial. Además, los SFH colaboran con los clínicos para conseguir que la toma de decisiones terapéuticas sea la más adecuada para los pacientes. 

Actualmente los SFH se encuentran con el reto de desarrollar su actividad asistencial en el entorno del paciente, participando con los médicos en la toma de decisiones clínicas 

Las nuevas tecnologías se han introducido también en el ámbito de la farmacia hospitalaria, contribuyendo a la gestión eficiente de sus recursos. Se estima que la automatización ha permitido la liberación de un 30-35% del tiempo del personal implicado en tareas de dispensación de medicamentos, lo que ha beneficiado al desarrollo de actividades clínicas.
 

 

Cartel de las jornadas. Foto: E&E
 
Temas de reflexión 

Las jornadas de Euroforum Escorial se desarrollaron después de que los participantes hubieran respondido a una encuesta sobre los diferentes aspectos de la farmacia hospitalaria y sus niveles de complejidad de forma pormenorizada. Analizaron por un lado los riesgos que se ciernen sobre la calidad sanitaria, así como el mapa de oportunidades para optimizar la gestión de los recursos y servicios. 

Asimismo, los participantes debatieron sobre la gestión de métodos y tiempos, el ranking de cargas de trabajo por dedicación y concentración, la productividad en las actividades y los factores que retrasan los procesos. 

También valoraron la importancia de clasificar las actividades del servicio, distinguiendo entre las críticas (urgentes e importantes), las actividades importantes complementarias y las actividades motivadoras. 

Uno de los consensos de las jornadas se refiere a la priorización del prestigio interno y externo del servicio, como una forma de mejorar la eficiencia de  la farmacia hospitalaria, así como la necesidad de desarrollar un modelo de mejora permanente de los equipos humanos para perfeccionar la calidad del servicio. 

La necesidad de articular adecuadamente la motivación del personal se puso asimismo de manifiesto en estas jornadas. Esta motivación ha de basarse principalmente en la autonomía y corresponsabilidad de los miembros del equipo de farmacia hospitalaria, aspectos a los que los participantes en la encuesta atribuyeron la mayor importancia (87%). “Poner alma” en la actividad se consideró esencial en los debates sobre este aspecto. 

Los participantes abordaron todos los temas relacionados con las cargas de trabajo del servicio de farmacia hospitalaria, desde la validación de las órdenes de tratamiento y atención farmacéutica a pacientes ingresados en cada uno de los servicios, hasta las horas por semana necesarias para llevarlos a cabo, pasando por las sinergias entre los diferentes servicios. 

La necesidad de tener mayor visibilidad en el ámbito hospitalario y social, así como la implicación de los profesionales de la farmacia hospitalaria en la prescripción de medicamentos, y su participación en los ensayos clínicos, fueron temas dominantes en los debates de las jornadas, cuyas conclusiones se articularán en un posible libro blanco sobre el sector.
 
 
Metodología y organización 

Las jornadas se desarrollaron siguiendo una metodología específica concebida y desarrollada para dirigir la reflexión colectiva que contó con la participación de V. Valencia como moderador, conocedor entre otros del sector fármaco-sanitario, experto en optimización de desarrollos I+D+ic+4i para el reposicionamiento y reorganización de modelos. 

Las jornadas fueron organizadas por CSL Behring, una multinacional con filial en España dedicada a la fabricación y comercialización de medicamentos para el tratamiento de enfermedades raras en las áreas de trastornos de la coagulación, inmunología y cuidados críticos. CSL Behring es líder mundial en fraccionamiento de plasma para la extracción y purificación de las proteínas contenidas en el plasma sanguíneo. La multinacional desarrolla ensayos clínicos en 18 hospitales de España. 

Los profesionales de farmacia hospitalaria que participaron en las jornadas procedían de hospitales de Madrid (Gregorio Marañón y La Paz), Zaragoza, Badajoz, La Coruña, Comunidad Valenciana, Barcelona, Castilla La Mancha, Pontevedra, Tenerife y Mallorca.
 
 
 
 
Fuente: http://www.tendencias21.net