Libera COFECE estudio sobre mercado de medicamentos genéricos

Los estudios que la COFECE ha venido publicando periódicamente en relación al comportamiento de determinados mercados, suelen anticipar investigaciones particulares sobre posibles prácticas anticompetitivas de ciertos agentes económicos, así como el impulso de políticas públicas para favorecer la eficiencia en esos sectores.

En esta oportunidad, la Comisión se aboco a revisar exhaustivamente el mercado de los llamados “medicamentos genéricos”, o lo que es lo mismo, de los productos farmacéuticos con patentes vencidas.

Entre las importantes anomalías detectadas, la COFECE señala la entrada lenta y tardía de genéricos al mercado, amén de que la reducción de precios no es tan pronunciada como en otros países. Mientras que en Europa la disminución promedio alcanza el 40%, en México es apenas del 28%.

De hecho, se reportan al menos 22 casos de medicamentos con ventas anuales globales cercanas a los 300 millones de pesos, que a pesar de encontrarse sus formulaciones en dominio público, no existen versiones libres; ese factor puede obedecer a litigios que los innovadores estén siguiendo en contra de posibles entrantes al mercado, basados en patentes adicionales que fueron otorgadas en el límite de lo permisivo, o bien, a acuerdos no revelados entre los competidores para retrasar la apertura del mercado. Esto último no lo dice COFECE, lo digo yo. 

Otro de los serios problemas de limitación a la libre concurrencia obedece al tema regulatorio. Los médicos insisten en observar los lineamientos mercadológicos de los laboratorios líderes, recetando marcas en lugar de sustancias activas, inhibiendo con esta práctica la deseable intercambiabilidad de los genéricos. Además, existe una insuficiencia notable de información confiable en los portales oficiales en relación a patentes vigentes y vencidas y registros sanitarios otorgados y en trámite, lo que impide la toma de decisiones certeras para diseñar el ingreso de fármacos genéricos. 

El primer reconocimiento que debe hacerse a COFECE es que, más allá de los resultados específicos que al final se reflejen en el mercado para favorecer la competencia, resulta vital que el regulador ponga la mirada en un sector que históricamente ha estado sumido en sombras y manías. Ese solo hecho arroja el beneficio preventivo de la vigilancia activa. 

Sin embargo, el punto más relevante que podemos desprender de lo señalado por COFECE, es lo no dicho, esto es, la necesidad de seguir de cerca las negociaciones que nuestro país mantiene con Europa en el TLCUEM, así como en la revisión del TLCAN, en las que tres puntos particulares se orientan, precisamente, a extender el monopolio de patentes en detrimento de los genéricos: las prórrogas de patentes, la protección de datos clínicos y la protección de patentes a segundos usos, compuestos y nuevas formas farmacéuticas. La pregunta es si hay alguien mirando ahí.
 
 
Fuente:  http://www.elfinanciero.com.mx