Roche aumenta sus ventas a 11.822 millones de euros hasta marzo, un 4% más

Las ventas del grupo farmacéutico suizo Roche aumentaron hasta 12.900 millones de francos suizos (11.822 millones de euros) en el primer trimestre del año, un 4% más frente al mismo periodo de 2016, informó hoy la multinacional.

Roche, que solo publica los resultados financieros completos dos veces al año, señaló que ha comenzado el año con un buen crecimiento de sus divisiones.

La división Pharma aumentó sus ventas un 3% hasta 10.200 millones de francos (9.348 millones de euros), favorecidas por una muy buena demanda inicial de Tecentriq, un inmunoterápico oncológico, y por el sólido crecimiento continuo de Perjeta, para el tratamiento de cáncer de mama.

Este resultado fue contrarrestado parcialmente por un descenso en la facturación de Tamiflu (contra la gripe común) debido a la competencia de los genéricos.

En EEUU, las ventas aumentaron un 6%, encabezadas por los medicamentos de reciente lanzamiento Tecentriq y Alecensa, este último para un subtipo de cáncer de pulmón específico, además de Xolair (contra asma alérgica) y MabThera/Rituxan (contra enfermedades autoinmunitarias).

En Europa, donde las ventas aumentaron un 1%, los productos que más contribuyeron al crecimiento de las ventas fueron Perjeta, Actemra/RoActemra (contra la artritis reumatoide) y Herceptin (contra el cáncer de mama).

En la región Internacional, las ventas aumentaron un 1% impulsadas por las subregiones de Latinoamérica y Asia-Pacífico.

En Japón, las ventas descendieron un 2% por las reducciones de precios decretadas por el Gobierno en abril de 2016.

Las ventas de la división Diagnostics subieron un 6%, hasta 2.800 millones de francos (2.566 millones de euros).

Centralised and Point of Care Solutions2 fue el área que más contribuyó a ese crecimiento, liderado por su negocio de inmunodiagnóstico (un 13% más).

Las regiones que más crecieron fueron Asia-Pacífico (13%) y Latinoamérica (21%).

El director general de Roche, Severin Schwan, dijo que "un hito" destacado del primer trimestre fue la autorización en EEUU del medicamento Ocrevus para el tratamiento de la esclerosis múltiple.