Enfermedades crónico-degenerativas le cuestan a ISSSTE e IMSS 95 mmdp

Atender la diabetes, la hipertensión, cáncer de mama y próstata le cuesta al IMSS 80 mil millones de pesos.

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y el de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) gastan 95 mil millones de pesos en atender seis enfermedades crónico-degenerativas: diabetes, hipertensión, sobrepeso, obesidad, cáncer de mama y de próstata.

En el foro de la Semana Nacional de la Seguridad Social, realizado en la Cámara de Diputados, el director del IMSS, Mikel Arriola, mencionó que atender la diabetes, la hipertensión, cáncer de mama y próstata le cuesta al Instituto 80 mil millones de pesos, por lo que se está preparando la presentación de un nuevo modelo de salud para dar atención a éstas.

“Se trata de generar e integrar información médica y administrativa para segmentar en población y poder anticiparnos 25 o 30 años a cuatro enfermedades: a la diabetes, a la hipertensión y poder llegar antes al cáncer de mamá y cáncer de próstata. Nos vamos a concentrar en esas cuatro que nos cuestan 80 mil millones de pesos”, detalló.

En tanto, el director del ISSSTE, José Reyes Baeza, mencionó que el organismo a su cargo gasta 15 mil millones de pesos al año para la atención de diabetes, la hipertensión, sobrepeso y obesidad. Esta cantidad representa 37.5% de gasto médico total que realiza: 40 mil millones de pesos.

“Las enfermedades crónico degenerativas no transmisibles, me refiero a la diabetes, a la hipertensión, el sobrepeso y a la obesidad, que en este país, desafortunadamente, siete de cada 10 adultos tienen problemas de sobrepeso u obesidad”, señaló Reyes Baeza.

El director general del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS),  detalló que la mayor parte de los enfermos con estos males crónicos se encuentra en el grupo de edad mayor a 60 años, población que genera el 75% de las consultas del organismo.

Refirió que el envejecimiento poblacional es acelerado y en 20 o 30 años implicará gastar más de 300 mil millones de pesos, lo que presiona a las finanzas públicas.

Puntualizó que a sus 54 años de operación, la institución a su cargo atiende a 13 millones de derechohabientes y enfrenta dilemas financieros no sólo por el avance de enfermedades como el cáncer de próstata, sino que cada año debe destinar al menos 190 mil millones de pesos al gasto pensionario.

FUENTE: