Merck ganó 1.629 millones de euros en 2016, un 46,1% más

El grupo farmacéutico y químico alemán Merck KGaA incrementó en 2016 el beneficio neto hasta 1.629 millones de euros, un 46,1% más que en 2015, por los ingresos de la venta de los derechos de Kuvan a BioMarin Phamaceutical a comienzos del año pasado.

Además en 2015 los costes de la adquisición de la estadounidense Sigma-Aldrich habían lastrado el resultado.

Merck informó hoy de que el beneficio operativo mejoró el pasado ejercicio un 34,6%, hasta 2.481 millones de euros y la facturación subió en el mismo periodo un 17%, hasta 15.024 millones.

La adquisición de Sigma-Aldrich contribuyó a un incremento de las ventas del 16,4%, mientras que los efectos negativos de los tipos de cambio de divisas de Latinoamérica redujeron las ventas del grupo en un 2,6%.

Merck KGaA devolvió a la empresa estadounidense BioMarin Phamaceutical a comienzos de año los derechos del medicamento de Kuvan para el tratamiento de una enfermedad genética rara (PKU).

Por ello la compañía alemana, que se quiere centrar en el tratamiento del cáncer, la inmunología y la neurología, recibió unos 525 millones de euros en varios pagos.

La ganancia operativa bruta (Ebitda) se incrementó el pasado ejercicio un 31,6%, hasta 4.451 millones de euros.

"2016 fue un año de éxito para Merck", dijo el presidente de la junta directiva, Stefan Oschmann -foto- quien destacó la integración de Sigma-Aldrich en el negocio de ciencias de la vida y que se han conseguido sinergias de forma más rápida y mejor de lo previsto.

Merck KGaA tenía a finales de diciembre una deuda de 11.513 millones de euros, principalmente por la adquisición de Sigma-Aldrich, un 9% menos que un año antes.

Merck prevé incrementar las ventas en 2017 y repartirá un dividendo de 1,20 euros por acción por el año 2016, (1,05 euros por 2015).