Víctor Grifols gana 1,27 millones en su último año al frente de la farmacéutica

El consejo de administración de la compañía farmacéutica recibió en 2016 una remuneración total de 4,57 millones.

El consejero delegado de Grifols hasta el pasado 1 de enero, Víctor Grifols Roura, obtuvo una remuneración de 1,27 millones de euros por el desempeño de sus funciones al frente de la farmacéutica en 2016, el último año en el que ocupó el cargo.

La retribución de Grifols Roura es un 3,2% superior a la obtenida en 2015 e incluye el pago de una remuneración fija por importe de 177.000 euros, según la información remitida por la empresa a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Grifols Roura cedió en enero de este año sus funciones de dirección a su hermano Raimon Grifols Roura y a su hijo Víctor Grifols Deu, cuyas retribuciones durante el pasado ejercicio ascendieron a 340.000 y 177.000 euros, respectivamente.

El conjunto del consejo de administración de Grifols recibió en 2016 una remuneración total por importe de 4,57 millones de euros, un 21% más que en el ejercicio anterior.

El cambio en la empresa estaba previsto desde diciembre de 2015, cuando el consejo de administración aprobó el plan de sucesión, en el que se contempla un relevo generacional que consolida el compromiso de la familia fundadora con la compañía.

Grifols Roura, que este año cumplirá 67 años, hace efectiva su sucesión con la misma edad con la que él sucedió a su padre, Víctor Grifols Lucas, como consejero delegado.

El plan de sucesión recoge además el nombramiento de Thomas Glanzmann como vicepresidente no ejecutivo del consejo de administración a partir del pasado 1 de enero y el mantenimiento de Iñigo Sánchez-Asiaín como consejero coordinador.