Zambon lanza un parche de origen natural para aliviar el dolor

   Presenta una fórmula liposomal con ingredientes de origen natural conocidos por sus propiedades calmantes, eudérmicas, antioxidantes y lenitivas.

La compañía farmacéutica Zambon ha lanzado al mercado EspidiCalm, un parche para el alivio rápido del dolor que presenta una fórmula liposomal con ingredientes de origen natural conocidos por sus propiedades calmantes, eudérmicas, antioxidantes y lenitivas.

EspidiCalm son parches eficaces que no engrasan ni manchan, lo que permite vestirse de inmediato; sin olor y fáciles de aplicar ya que no precisan masajes y con una posología sencilla: un solo parche tiene una acción duradera de 24 horas. Pueden utilizarse a partir de los 12 años, dado que su composición, a base de extractos naturales y aceites esenciales, proporciona una óptima tolerabilidad.

Su uso está recomendado en situaciones de dolor muscular, contracturas y lesiones deportivas. Se dirige tanto a jóvenes activos que practican deporte y buscan tratamientos fáciles y rápidos que les permitan seguir con su ritmo de vida, como a personas mayores que padecen dolores agudos o crónicos -que habitualmente suelen estar polimedicadas- y rechazan un tratamiento oral más.

Al no ser térmicos, los parches no causan  sensaciones de frío o calor ni presentan riesgo de quemaduras. Por otro lado, su tejido, Pharmagrade es perfectamente ajustable a diferentes zonas del cuerpo como cuello, hombro, rodilla, zona lumbar, etcétera.

EspidiCalm está compuesto por los extractos naturales de las plantas Árnica, Harpagofito, Espirea, Milenrama, Jengibre, Castaño de Indias, Sauce y Grosella negra. Estas sustancias se incluyen en formato parche consiguiendo una propuesta cómoda y fácil para el paciente.

Además, los ingredientes de la fórmula están referenciados por la European Medicines Agency y el European Scientific Cooperative on Phytotherapy.