Unilever prevé un "comienzo lento" en un 2017 "difícil"

El fabricante holandés de productos de consumo y alimentación Unilever aumentó sus beneficios en 2016 un 5,5% pero advirtió que 2017 sería un año "lento" a causa de la difícil situación del mercado.

Su beneficio neto se estableció en 5.500 millones de euros, indicó el grupo en un comunicado, e indicó que la facturación se redujo un 1% durante el año, hasta 52.700 millones de euros.

"Las condiciones de mercado han sido difíciles durante todo el año pero sobre todo en el cuarto trimestre", explicó Unilever, en particular los cambios de precios relacionados con las devaluaciones o la crisis económica en Brasil. El grupo también tuvo que enfrentarse a "dificultades suplementarias" en India tras la retirada en noviembre de los billetes de 500 y mil rupias que representaban el 86% del valor del dinero líquido en circulación.

En su división de higiene personal, que representa cerca de la mitad de su facturación, Unilever registró un aumento del 0,5% de las ventas gracias al éxito de los desodorantes y a una nueva gama de champú. 

La categoría de desodorantes tuvo un buen desarrollo, conducido por el éxito de los sprays secos en Norteamérica y de la gama Antibacterias de 'Rexona'. Por su parte, el relanzamiento de 'Sunsilk' y la línea 'Beauty-Full Volume' de 'Tresemmé' han favorecido la evolución del segmento de cuidado capilar; mientras su principal enseña de cuidado personal, 'Dove, tuvo otro buen año gracias al fuerte crecimiento de las gamas premium para hombre.

Al mismo tiempo, la compañía sigue reforzando el negocio Prestige en línea con el plan de crecimiento previsto, según el cual ha realizado diversas adquisiciones en los últimos años.

En la división alimentación, la facturación cayó un 3,1% a causa del "modesto crecimiento en los mercados emergentes" mientras que en Europa el mercado "sigue siendo difícil" y cayó un 2,9%.

Unilever, que emplea a 173.000 personas en todo el mundo, comercializa entre otras las sopas Knorr, el aceite de oliva Bertolli, los desodorantes Rexona y los helados Ben and Jerry's.