Venderán leche en polvo

Industria Farmacéutica y Abbott

El fabricante de Similac Advance, la marca de fórmulas para bebés líder en el mercado de Estados Unidos, dice que comenzará a vender su primera fórmula para bebé hecha sin ingredientes genéticamente alterados (OGMs) para finales del mes en las tiendas Target.

 

La fabricante de Similac, la compañía del cuidado de la salud a nivel global, Abbott, dijo que primero ofrecerá la versión “sin OGMs” de su más vendido producto Similac Advance, seguido de una versión sin OGMs de Similac Sensitive.

Dependiendo de las ventas, Abbott podría ofrecer otras fórmulas libres de semejantes ingredientes.

Abbott se unirá a un creciente número de compañías que ofrecen populares productos sin que contengan organismos genéticamente modificados.

La demanda de los consumidores de estos productos ha estado creciendo, a pesar de una coordinada y extensa iniciativa de parte de grupos comerciales en representación de grandes fabricantes de alimentos y la industria biotecnológica para convencer al público de que los ingredientes genéticamente alterados no son dañinos para la salud en los humanos.

Escuchamos las sugerencias de las mamás y los papás, y nos dijeron que querían tener la opción de comprar un producto libre de OGMs”, según dijo Chris Calamari, gerente general del área de nutrición pediátrica de Abbott. “Queremos asegurarnos de poder cumplir los deseos de los padres de familia”.

Un nuevo estudio en línea de mil 829 adultos seleccionados por Fluent, una compañía de mercadeo al consumidor y publicidad, encontró que cerca de una de cada cinco personas dijo que preferían los productos sin OGMs.

“La preferencia de productos sin OGMs en particular es más pronunciada entre los consumidores con mayores ingresos por familia y en los consumidores que viven en el noreste del país”, según dijo Matt Conlin, fundador y presidente de Fluent.

La mayoría de las fórmulas para bebé están hechas de varios derivados del maíz y la soya, y más del 90% de estas cosechas en Estados Unidos son cultivadas utilizando semillas genéticamente alteradas.

En el transcurso de los últimos años, los consumidores le han pedido a Abbott y a otros grandes fabricantes de fórmulas para babé que eliminen los ingredientes genéticamente modificados.

Sin embargo, dicho movimiento, según Calamari, no ha tenido nada que ver con la introducción de las versiones de Similac sin OGMs.

En su lugar, dijo, la propia investigación de la compañía dio pie a que se tomara tal decisión. “Más de un tercio de los consumidores dice que la idea les resulta buena y que los hará sentirse más seguros”,dijo Calamari.