En riesgo las farmacias por precios de medicinas

La reciente alza en el precio del dólar ha incrementado los precios de los medicamentos y pone en riesgo de quiebra a una gran cantidad de pequeñas farmacias, advirtió el presidente de la Canaco en León, Víctor Manuel Román Flores. 

 

El también empresario de la industria farmaceútica y miembro de la Unión Nacional de Empresarios de Farmacias (Unefarm), dijo que en 2015 el aumento en los medicamentos alcanzó 15% y el panorama para este año no es nada alentador.

Todas las sales y toda la tecnología que se utilizan en la industria farmaceútica se cotizan en dólares, por ello el impacto de la devaluación del peso se siente directamente en los precios. “El 30% de los medicamentos que utiliza el IMSS, tanto medicina, como aparatos, instrumental, viene del extranjero y todo impacta. Todo tipo de medicamentos, incluso genéricos, se cotiza en dólares”, señaló el ejecutivo.

Román Flores destacó que cuando el peso se devaluó en añosanteriores y el dólar subió de 13 a 17 pesos, muchos laboratorios absorbieron el costo y sacrificaron una gran parte de la ganancia y el incremento en los medicamentos fue de un 5 a un 8%, porque se prometió que la devaluación era temporal.

Pero al parecer, llegó para quedarse

“También se acabaron ofertas y promociones como descuentos hasta de un 15% en medicinas. Se acabaron las ofertas y ahora son precios al público normales”. Añadió que las devaluaciones han llevado a la quiebra a grandes empresas como es el caso de Casa Saba, que compró casa Autrey, que era un gran protagonista de la industria farmaceúcica y desapareció con una deuda de casi 5 mil millones de pesos.

Esta devaluación está impactando en todo. En el 2015 los precios de los medicamentos aumentaron hasta 15%, debido a la depreciación del peso frente al dólar. Además, preocupa el intento por aumentar de 20 a 28 años la vigencia de las patentes.

Román Flores estima que en León hay no menos de 450 pequeñas farmacias que atraviesan por una gran crisis financiera. Incluso muchas han tenido que cambiar de giros, meterse al abarrote.

“Ya no hay margen de nada en medicamentos. Antes te quedaba una ganancia por un 37% por ciento. Hace 30 años, era un gran negocio. Ahora es un margen de un 8% y de ahí tienes que pagar rentas, empleados, mermas, medicamentos caducos. Lo que te queda es puro trabajo. Dejó de se un gran negocio”, añadió el empresario y dirigente.

Fuente: Diario AM