Lentillas que miden glucosa

La compañía especializada en el cuidado de la visión Alcon (del grupo Novartis), acaba de anunciar la puesta en marcha de varios acuerdos con empresas tecnológicas como Google para desarrollar la tecnología de las lentillas que midan la glucosa.

Esta tecnología permitirá una mejora importante de la calidad de vida de las personas con diabetes, ya que dispondrán de un registro constante de sus niveles de azúcar y, por tanto, podrían adelantarse al tratamiento de una eventual glucemia. “La innovación y la tecnología es un tema que me apasiona porque consigue que la medicina cada día pueda ayudar a más gente”, señala Joe Rappon, responsable del Programa Global de Vision Care, Investigación y Desarrollo de Alcon (Novartis).

 

En su opinión, existe mucha información sobre los pacientes y sus enfermedades que hasta ahora no era posible analizar por falta de medios. “La tecnología nos puede decir qué está pasando en nuestro cuerpo pero aún no somos conscientes de ello”, dice el experto. Según Rappon, al encontrarnos en un mundo en el que la cultura tecnológica es cada vez mayor, “no podemos evitar que todo en el futuro gire en torno a ella, y eso incluye a la medicina”

Después de un año de investigación en torno a las lentillas para personas con diabetes, los expertos han llegado a la conclusión de que el mecanismo de actuación del dispositivo será a través del contacto con las lágrimas “ya que diferentes estudios han demostrado que existe un vínculo entre la glucosa ocular y la glucosa en sangre”, explica Joe Rappon, responsable del Programa Global de Vision Care, Investigación y Desarrollo de Alcon.

Aunque el producto aún se encuentra en fase clínica, hay pruebas que demuestran su eficacia. Las lentillas que midan la glucosa evitarán, por ejemplo, que las personas con diabetes tengan que pincharse regularmente para conocer sus niveles de azúcar, lo que mejorará mucho su calidad de vida.

El responsable de esta división de Alcon, que el año pasado invirtió 900 millones de dólares en I+D, asegura que lo que buscan conseguir es crear un páncreas que suministre la insulina a los pacientes a través de un dispositivo que analice y regule sus niveles de azúcar en sangre, como por ejemplo las lentillas.

En este acuerdo ‘tecnofarmacéutico’ se han unido a Google por su habilidad para crear prototipos muy rápidamente y, por su parte, el grupo Novartis que aporta la experiencia de la técnica médica.

Cómo son las lentillas que miden glucosa

Las lentillas estarán formadas por varias partes. En primer lugar, un chip que, según afirman desde Google, “es tan pequeño que en vez de montar los componentes en una placa de un circuito de vidrio normal, los investigadores lo hacen en una película muy similar al plástico”.

Por otro lado, el ‘anillo’ que forma la parte electrónica de la lente de contacto y que se compone de un sensor que mide la glucosa de la lágrima.

Estas partes están adaptadas entre dos capas del material de la lentilla y un pequeño agujero del tamaño de alfiler permite que el fluido lagrimal de la superficie del ojo se filtre en el sensor de glucosa.

Por último, la lentilla que, según investigadores de Novartis, será blanda y flexible para evitar la sequedad del ojo del usuario.