Resaltan liderazgo en innovación de NOVARTIS para la Esclerosis Múltiple en el congreso de la Academia Americana de Neurología

  • Nuevos análisis confirman la no evidencia de actividad de la enfermedad
  • Aproximadamente 2.3 millones de personas son afectadas por EM globalmente
  • Cuatro mediciones clave resultan esenciales para lograr la no evidencia de la enfermedad

 

Washington, D.C., a 24 de abril de 2015.- Expertos en neurología resaltaron hoy nuevos análisis que serán presentados en el 67 Congreso anual de la Academia Americana de Neurología (AAN) que se realiza del 18 al 25 de abril en Washington D.C, EE.UU. estos análisis muestran los avances en los métodos para evaluar el impacto de la esclerosis múltiple remitente-recurrente (EM) en pacientes y como herramienta los médicos. La información mostrará cómo el hecho de añadir la pérdida de volumen cerebral a los métodos existentes para evaluar la actividad de la EM ofrecerá una predicción más precisa ante la posibilidad de la progresión de la discapacidad a futuro, toda vez que la evaluación precisa de la actividad de la enfermedad resulta clave para guiar las decisiones de tratamiento en la EMRR.

 

“La vida de una persona con EM es muy difícil, esta enfermedad trunca carreras, transforma modos de vida en las edades más productivas de la vida y lo más inquietante es que afecta en la cognición de los pacientes, todo debido a la pérdida de volumen cerebral, ante ello la labor científica a nivel internacional colabora en estudios de alto nivel que aportan innovación que impacta de manera positiva en la calidad de vida de nuestros pacientes, afirmó el doctor Manuel de la Maza Flores, presidente del Comité Mexicano para el Estudio e Investigación del Tratamiento para la Esclerosis Múltiple (MEXCTRIMS).

 

 

“Un ejemplo de ello es el análisis conjunto de las pruebas FREEDOMS fase III --con duración de 2 años--, y FREEDOMS II confirmarán los avances para pacientes –con EMRR con gran actividad, tratados previamente–, en lograr la “no evidencia de actividad de la enfermedad” (NEDA-4 por sus siglas en inglés), a través de cuatro mediciones clave: los brotes o recaídas, las lesiones evidentes en las imágenes de resonancia magnética, la pérdida de volumen cerebral y la progresión de la discapacidad1,2. Lograr NEDA-4 resulta esencial para los pacientes con EMRR de alta actividad, quienes son más propensos a perder más funciones tanto físicas como cognitivas a lo largo del tiempo independientemente de ser tratados”, señaló el especialista.

 

El especialista en neurología afirmó que “también se presentarán datos e información adicional sobre el estudio ASSESS-MS (EVALUA-EM, por sus siglas en inglés), un proyecto en desarrollo que utiliza un sistema innovador de grabación de movimientos cuyo objetivo radica en cuantificar el nivel de discapacidad de un individuo en un modo no invasivo y amigable con el paciente”, aseguró el doctor de la Maza.

 

Lo anterior mide los movimientos del paciente utilizando dispositivos de alta tecnología con algoritmos de aprendizaje automatizado desarrollados en conjunto con líderes expertos en EM, el estudio ASSESS-MS puede tener el potencial para cambiar cómo la disfunción neuronal y la progresión de la discapacidad son evaluadas en los pacientes con EM3,4,5.

 

En su oportunidad, el doctor Luis Enrique Molina Carrión, neurólogo adscrito al Hospital de Especialidades del Centro Médico Nacional “La Raza” del IMSS, recordó que “la EM se manifiesta a través de brotes o recaídas, cuyos síntomas pueden presentarse como alteraciones en la visión, problemas para caminar y adormecimiento de extremidades, provocados por la inflamación causada por el mismo sistema de defensas que ataca a la mielina que protege a las neuronas y que sin el diagnóstico temprano y el tratamiento personalizado, puede llevar a niveles muy graves de discapacidad”.

 

“Por ello la investigación en esclerosis múltiple se enfoca en disminuir la velocidad de pérdida de volumen cerebral que en los pacientes con EM, puede ser hasta tres veces más rápida que en las personas sanas. Si tenemos el seguimiento adecuado con todas las nuevas herramientas, podemos lograr que el paciente obtenga calidad de vida, debido a que esta enfermedad puede ser verdaderamente catastrófica para el paciente y sus círculos tanto familiares, sociales y de trabajo”, advirtió el especialista.

 

“Novartis está comprometido con la innovación más allá de la investigación y el desarrollo de nuevos tratamientos para apoyar a los médicos especialistas y a los pacientes a mejorar el manejo de la esclerosis múltiple”, afirmó la doctora Miriam Jiménez, gerente médico de línea neurociencias para Novartis México, y agregó: “Esta nueva información y métodos de evaluación para el impacto de la EM tienen el potencial para ofrecer a los médicos especialistas un panorama más claro sobre la enfermedad de cada individuo y permitir a cada paciente entender mejor su EM”, afirmó la también especialista en neurología pediátrica.

 

“La información sobre el portafolio de Novartis en esclerosis múltiple, resaltada durante el congreso de la AAN incluirá tres presentaciones de posters científicos sobre el estudio ASSESS-MS; 16 presentaciones sobre análisis de prueba de la terapia innovadora de Novartis para el control de la EM; y una presentación de poster sobre BAF312, un modulador S1P sobre el que se investiga para el tratamiento de la EM secundaria progresiva (EMSP)”, concluyó la especialista.

 

Acerca de la esclerosis múltiple

La esclerosis múltiple (EM) es un trastorno crónico que ataca al sistema nervioso central (SNC) que interrumpe la función normal del cerebro, nervio óptico y médula espinal provocando inflamación y pérdida de tejido6 la evolución de la EM resulta en la pérdida constante de funciones tanto físicas como cognitivas (por ejemplo la memoria)7. Esto tiene un impacto negativo y substancial en las 2.3 millones de personas (aproximadamente) que a nivel global son afectadas por la EM8, enfermedad que regularmente comienza en la etapa adulta temprana9.

 

Las personas con EM pueden ser diagnosticadas con formas recurrentes de EM (EMR), que incluyen a la EM remitente-recurrente (EMRR) y EM secundaria-progresiva (EMSP)10, o EM primaria-progresiva (EMPP).

 

La pérdida de funciones cognitivas y físicas en la EMR es manejada por dos tipos de daño resultantes en la pérdida de neuronas y tejido cerebral – distintas lesiones inflamatorias (también conocidas como daño focal), y procesos neurodegenerativos más extendidos (también conocidos como daño difuso). El daño focal resulta en la pérdida de tejido cerebral y puede presentarse clínicamente como recaídas. El daño difuso comienza desde los inicios de la enfermedad, con frecuencia pasa inadvertido y también se asocia con la pérdida de tejido cerebral y la pérdida de funciones acumulada11-13.